13 de abril de 2015

Señor






De pronto
te dicen que eres culto.

Y es como la primera vez
que te llaman señor
o te hablan de usted:
crees que deben de referirse
a otra persona.
Pero el caso es que se dirigen a ti y
-los muy necios-
lo hacen totalmente en serio.
Digo necios, y no cabrones,
porque no es que tema
que me hagan viejo;

simplemente,
se equivocan.


© Jesús Artacho, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario