6 de marzo de 2018

Tu pupila azul

Meagan Collins


TU PUPILA AZUL

Esas pupilas becquerianas
azules, diamantinas,
ficticias como sangre de unicornio,
mentirosas en tantos bellos versos,
¿hasta qué día las invocaremos?
Acaso se extinguieran hace años,
hoy delatoras de poetas malos
y tipos sin ideas como yo.
Cuentan con un prestigio inveterado,
siendo puro azabache una pupila,
color de los espacios infinitos,
oscura, cósmica
como los agujeros negros
(en las de la mujer que se desea
uno se pierde, deja de existir).
Tan cercanas, y a un tiempo siderales,
a veces las contemplo
-negrísimas, glaciales y distantes-
como terrenos interestelares.
Emisarias silentes del abismo
que cada uno lleva dentro.

                                                     2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario