25 de mayo de 2010

Los heraldos negros

"Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
La resaca de todo lo sufrido
Se empozara en el alma… ¡Yo no sé!

Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras
En el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros atilas;
O los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
De alguna fe adorable que el Destino blasfema,
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
De algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre… ¡Pobre, pobre! Vuelve los ojos, como
Cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
Vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
Se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!"

CÉSAR VALLEJO, Los heraldos negros

2 comentarios:

  1. ¡Hola Bartleby!
    Vallejo es un grande de la poesía en castellano, un genio incomprendido en su época, y no lo digo porque nació en el Perú, y murió en París, con aguacero...
    Bolaño era su admirador. ¿Has leído Monsieur Pain?
    Saludos,
    R.

    ResponderEliminar
  2. ¡Bienvenido, R.!

    "Monsieur Pain" es uno de los libros de Bolaño que aún me falta por leer, espero hacerlo algún día.

    Estoy de acuerdo, mucha gente fuera de Perú coincidirá contigo en que César Vallejo es uno de los grandes del siglo XX hispánico. Por mi parte, no soy un gran lector de poesía, pero la de Vallejo me parece esencial.

    Saludos.

    ResponderEliminar