21 de agosto de 2019

Radiante nebulosa


 RADIANTE NEBULOSA

Compartir el camino
con una chica
y que la relación funcione
resulta una ilusión bella y remota,
como un exoplaneta
                               habitable
pero al que ni una vida entera
viajando a velocidad de la luz
bastaría para alcanzar.
En el gremio de solitarios
perpetuos e irredentos,
la distancia con el amor
se mide en unidades astronómicas,
y se antoja, a través del telescopio,
una visión estelar hermosísima,
cual lejana y radiante nebulosa.

                                          © Jesús Artacho



14 de agosto de 2019

Especulación


ESPECULACIÓN

Me intriga la actitud
que exhiben los espejos
cuando se acerca uno en un mal día.
Por fastidio, angustia o por cansancio
nuestro mundo interior se ha luxado.
Pero el espejo -sería lo lógico-
no nos muestra hechos trizas, fracturados,
con porte de retrato picassiano,
y traza nuestro rostro como siempre.
Se agradece en el fondo que el azogue
no derive en bocetos vanguardistas,
y sin embargo
el fenómeno roza lo fantástico.
Ese malabarismo fulgurante
que emprenden, siempre me deja confuso.
De qué forma se las ingeniarán
para mostrarnos de una sola pieza.


© Jesús Artacho.

30 de julio de 2019

Gregaria grey


   

   Doscientas ovejas quemadas en un incendio, reza un titular de periódico. El granjero les abrió la puerta antes de resguardarse de las llamas, pero aun con vía libre las ovejas no se arrancaron a huir y ni siquiera traspasaron los límites del establo, como si algo más allá de nuestra comprensión (pensemos en El ángel exterminador de Buñuel), un muro invisible y a un tiempo impenetrable, les blindase el paso. Murieron, pues, como auténticas ovejas. Cumplieron con el paradigma, y su condición borreguil se impuso al espíritu de supervivencia. Obsecuentes, dóciles, timoratas, hasta el final fueron gregaria grey.

24 de julio de 2019

Parecidos razonables (III)


Marcus Zymmer


1

"Amo a la humanidad, lo que me revienta es la gente" Quino en Mafalda.
"Me gustan las personas y detesto a la gente" Srta. Bebi en Amor y asco.

2

"Nadie puede bañarse dos veces en el mismo río". Heráclito.
"Nadie puede bañarse dos veces
en el mismo río.
No es sólo cuestión del agua
es que uno no es,
jamás,
el mismo."
Carlos Miguel Cortés en Asíntota.


3

"Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver". En Llamad a cualquier puerta, película de Nicholas Ray.
"Vivo rápido y no tengo cura, 
iré joven pa' la sepultura". 
Rosalía en "Con altura".

En capítulos anteriores:
Parecidos razonables (II)
Parecidos razonables

8 de julio de 2019

"Rasgar algo de vida. Diarios (2014-2016)"



Acabo de publicar un nuevo libro: Rasgar algo de vida. Diarios (2014-2016), un volumen que aspira a recrear -con vocación de transparencia- un segmento de vida en sus múltiples manifestaciones, a través de un conglomerado de textos de naturaleza híbrida que abarcan el aforismo, la prosa poética, la anécdota, el relato autobiográfico... Literatura en torno al yo, literatura de observación -que diría Josep Pla-, una ventana a la realidad social pero también a las honduras abisales del ser. Textos jalonados por referencias literarias y culturales, incursiones en el humor e inexcusable interés en el lenguaje. Con probabilidad la primera entrega de una serie en construcción.

Consta el libro de 211 páginas y se vende (es un decir) a 10 euros. Si hay alguien interesado, puede ponerse en contacto conmigo, ya que es un libro autoeditado y carece de distribución. Gracias en cualquier caso por la atención prestada.



15 de junio de 2019

Microrrelato: "Adepto del celuloide"



ADEPTO DEL CELULOIDE

   Me costará olvidar la escena en aquel cine de Bolonia. A los diez minutos de metraje, un anciano ubicado en filas posteriores montó en cólera por el ruido inadmisible que, a su juicio, yo producía masticando palomitas. Me pareció una reacción desproporcionada, e hice ademán de girarme para entrar al trapo. Mi prima, que llevaba tres años en Italia, me disuadió con un codazo desde la butaca contigua. Por señas me emplazó a una posterior explicación, al tiempo que me arrebataba el cubo de palomitas casi lleno. Yo la miré desconcertado.
   De vuelta a casa comenzó a explicarme que aquel hombre, durante veinte años alcalde de la ciudad, padecía de Alzheimer. Gracias a su gestión, Bolonia se había transformado en lo que hoy era. Querido por mucha gente, recordado por todos, él ya no conseguía acordarse de nadie. Pese a todo, conservaba la costumbre de ir al cine. Agradecida, la gente por lo general lo respetaba de forma primorosa. Las películas que miraba -sin comprender enteramente- caían pronto en las manos insaciables de la desmemoria, pero él aguardaba las salidas cinéfilas como uno de los pocos alicientes de su rutina.
   Agradecí a mi prima que frenase mi conato de respuesta en mitad de la película. Una vez contextualizada, la bravata de aquel hombre podía resultar hasta entrañable, aunque muy triste. Le pregunté si la familia se molestaría en caso de que yo contase aquella historia. "No puedo garantizarlo", dijo encogiéndose de hombros, acaso algo indiferente ante mi manía de ponerlo todo negro sobre blanco. Luego calló unos segundos, como las radios de esos coches que se internan en un túnel de kilómetro y medio.

Jesús Artacho, 2019.

*Texto publicado previamente en la web microcuento.es