20 de marzo de 2014

Cine exprés

Vivir es fácil con los ojos cerrados (2013). 3,5/5
Aprovechando que era miércoles, fui al cine a ver la última de David Trueba, triunfadora en los Goya de este año. Cine agradable de ver que rescata la curiosa historia de un profesor de inglés que en los sesenta se fue a Almería a buscar a John Lennon. Destaca la luz que irradia en pantalla Natalia de Molina, un debut interesante que recuerda al de María Valverde hace unos años en La flaqueza del bolchevique. Buen guión el de Trueba en una película correcta.


La herida (2013). 4/5
Siguiendo con debuts estimulantes y con cine español, anoche vi la multipremiada (y merecidamente, en mi opinión) ópera prima de Fernando Franco. Gran trabajo el de la protagonista Marian Álvarez y buena película que uno debe recomendar con cautela debido a su áspera dureza casi hiriente, no apta para todo tipo de paladares pero muy interesante en cualquier caso. Una protagonista sola con desequilibrios (trastorno de personalidad límite) a la que vemos sufrir -y hacer sufrir también a veces-, en la línea de Keane (2004) de Lodge Kerrigan.

Amores perros (2000). 4/5
Primera película de Alejandro González Iñárritu y la más interesante en mi opinión de la trilogía que completan 21 gramos y Babel. Guión de aires tarantinianos pero con un tratamiento más humano, seguramente más hondo. Interesante giro el que da al oficio de sicario el vagabundo de la última historia. Destacable también la música de Gustavo Santaolalla, y sorpresa al escuchar Lucha de gigantes de Antonio Vega. Por otro lado, nada de interés encontré en 21 gramos, que también he visto ahora, a la que doy sólo un 1/5.

Black Mirror (2011- ). 4/5
En este tiempo de no actualizar he terminado de ver los seis capítulos independientes de la serie británica Black Mirror, de la que se espera continuidad próximamente. Aunque no todos los capítulos me parecieron igual de brillantes, los que me gustaron me parecieron en algunos casos brillantes, de ahí que la recomiende sin duda. Historias de corte distópico en algunos casos, planteando debatibles cuestiones morales otros y de corte futurista jugando en general con las posibilidades de las nuevas tecnologías. La seguiremos con mucha atención.

Lolita (1962). 3/5
Correcta adaptación, con el oficio esperable de Kubrick, que no alcanza a captar, en mi opinión, la sensualidad de la prosa de Nabokov o los niveles de perversión de Humbert Humbert. A riesgo de cometer sacrilegio, creo que guardo mejor recuerdo de la adaptación noventera de Adrian Lyne. No es, desde luego, una de mis películas favoritas de Kubrick.

2 comentarios:

  1. Jesús, solo decir que me encantó el debut de María Valverde en "La flaqueza del bolchevique", y me encantó la película aunque el final es bastante trágico. Ramón.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Ramón. Así es, fue un debut muy a tener en cuenta. Y el final muy dramático, sí. También yo guardo buen recuerdo de la pelíciula, y de las canciones de Extremoduro que sonaban en ella. Saludos.

    ResponderEliminar