4 de octubre de 2014

American splendor


Traigo hoy por aquí un cómic underground estadounidense de cuyo protagonista -y sus historietas- ya hicieron en 2003 una muy buena película, de título homónimo, protagonizada por Paul Giamatti, que por entonces encadenaba en la cartelera española dos excelentes trabajos (creo recordar que se estrenaba también, por esas fechas, Entre copas, de Alexander Payne). 

Las historias de American Splendor comenzaron a publicarse en los años setenta, autoeditadas por Harvey Pekar. Años después, acabaron publicadas por una editorial grande. Salí del cine, tras ver la película, con la sensación de haber descubierto a un personaje como pocos se hallan. Cuando vio la luz el DVD, me lo compré para poder verla cuando quisiera. Han pasado unos años hasta que no me he acercado a los cómics. Elegí las tres antologías editadas por La Cúpula, y las sensaciones han sido parecidas. Las leí hace ya unos meses, así que, como no tomé muchas notas, he venido posponiendo el momento de escritura de esta entrada, pero aun así me apetecía compartirla.

Harvey Pekar (1939-2010), apasionado del jazz y coleccionista de cómics, se retrata en sus historietas autobiográficas sin idealizaciones, describiéndose a veces en situaciones que no lo dejan muy bien parado de cara al lector. Siguiendo una línea distinta a la de los tebeos de superhéroes, escribe guiones sobre el día a día, su trabajo de administrativo, situaciones con su esposa, cuitas existenciales, personas con las que se cruza o con las que trabaja, siguiendo el aserto de que "la vida ordinaria es algo muy complejo" ("ordinary life is pretty complex stuff"). Sus historias tienen momentos hilarantes, momentos tiernos, momentos tristes, momentos irónicos. Como en la película, Pekar parece un ácido cascarrabias, un outsider reacio a convencionalismos y con una personalidad bastante marcada.



Recomiendo, cómo no, a los que no lo conozcáis, que os acerquéis a la figura de Harvey Pekar, ya sea con la película de Shary Springer Berman y Robert Pulcini o con estas tres antologías de sus historietas. 

Disfrutad, si podéis, de lo que queda de fin de semana.

4 comentarios:

  1. Hola Jesús:

    Yo también descubrí a Pekar gracias a esa película. Después leí un comic con los guiones de Pekar dibujados por Crumb, y luego estos tres de la Cúpula.

    Están muy bien, aunque a veces me daba pena que Pekar no se hubiera decidido a ser un escritor de relatos, podría haberlo hecho muy bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola, David. Gracias por comentar. Me constaba que te gusta "American Splendor" (creo recordar que le dedicaste una entrada en tu blog). No sabemos cómo hubieran sido los relatos de Pekar; lo cierto es que sus historietas están muy bien. Me ha costado tiempo ponerme con estas antologías pero al final han caído. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Interesante, habrá que tomar nota. Un saludo, hablamos para lo de Novecento.

    ResponderEliminar
  4. Vale, R. De este te puedo pasar la película, si te apetece. Como digo, tengo el DVD. Saludos!

    ResponderEliminar