3 de mayo de 2011

Dos mujeres en Praga



Hace un tiempo leí, no recuerdo dónde, que un porcentaje considerable de las novelas españolas contemporáneas tenían como ingrediente principal la muerte de alguien o estaban ambientadas en la Guerra Civil. Esta novela de Juan José Millás pertenece al tanto por ciento restante.

“Una mañana te levantas y te das cuenta de que ya es tarde para todo”, leemos en una de sus páginas. La narración se centra en los personajes de Luz Acaso y Álvaro Abril. Álvaro da o imparte cursos en un taller de escritura que ahora ofrece un nuevo servicio: la escritura de biografías por encargo. La enigmática Luz contrata sus servicios para que Álvaro escriba su biografía, una biografía que, como la de todos nosotros, comprenderemos luego, está llena de verdades y mentiras, de lo que fuimos pero también de lo que sólo nos atrevimos a imaginar y acabó por no ocurrir. A la salida del taller, Luz conoce a María José, que lleva un parche en el ojo derecho porque quiere escribir una novela “zurda”, y para ello tendrá primero que comprobar cómo se ve el mundo desde esa perspectiva.

El narrador cuenta la historia en primera persona, aunque eso se descubre andando las páginas, al principio parece que todo esté narrado en tercera. Este cuarto personaje, el narrador, se está documentando para escribir un libro sobre la adopción. Como conoce a Álvaro Abril, su historia se va enlazando con la de Álvaro y Luz.

La novela está escrita en un estilo sencillo, coloquial, con una cercanía a la oralidad muy trabajada. En Dos mujeres en Praga Millás viene a mostrarnos que nuestras vidas constituyen una amalgama constituida por realidad y ficción, nos avisa de la importancia que tienen las cosas que imaginamos y no llegaron a ser. Esa vida no vivida tiene casi tanto peso como la real:

“Pensé entonces que cada uno de nosotros lleva dentro un “lo que no”, es decir, algo que no le ha sucedido y que sin embargo tiene más peso en su vida que “lo que sí”, que lo que le ha ocurrido. (…) Muchas de las madres que habían entregado a sus bebés a una madre falsa habían tenido después una vida feliz (…) pero el hijo más importante de todos era “el que no”. Todo el mundo tiene una herida por la que supura un “lo que no”, que ningún “lo que sí”, por extraordinario que sea, logra suturar.”

Millás consigue tejer historias cotidianas capaces de atrapar al lector. El tema de la paternidad está muy presente en la novela, así como la mezcla entre realidad y ficción. Me llamó la atención una frase: “No le parecía creíble en la ficción, y sin embargo le acababa de suceder en la realidad”. Y es que a veces, no sé si a vosotros os ha pasado, oímos o leemos una noticia o nos ocurre algo tan sorprendente que, de ser inventado, nadie creería. Por lo demás, Dos mujeres en Praga mereció el Premio Primavera de Novela el año 2002.

16 comentarios:

  1. Pues lo tienen mi madre, pero el título nunca me llamó la atención y no lo he leído. Tendré que reconsiderarlo... Es verdad que damos mucha importancia a lo que no ha tenido lugar... y no nos damos cuentas que "lo que sí" también es importante, verdad?

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo que no me gustó, lo encontré aburrido y soso, pero no sé, al leer tu reseña...quizá lo leí en mal momento.
    Claro que de eso hace algunos años, creo que volveré a echarle una mirada a ver qué tal.
    Gracias por ponerlo Jesús

    ResponderEliminar
  3. Me gusta como escribe este autor. Los personajes están llenos de matices, la historia es muy real, y el estilo que despliega juega con muchas variantes. Leí tres libros suyos y no sé por qué hace mucho que no me acerco a su obra, así que gracias por recordarme a Millás.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No conozco al autor, pero la verdad es que no me llama mucho la atención...

    Besotes!

    ResponderEliminar
  5. Isi: He de decir que mi intención con la entrada no es gritaros que lo leáis, simplemente dar un poco de información (con dosis de opinión, claro), que espero que ayude a decidir si el libro te puede interesar o no. Creo que lo que viene a decir Millás es lo contrario de lo que planteas, pero claro, "lo que sí" es tan o más importante. Un abrazo! P.D. Por cierto, espero no desvelarte nada si te digo que la novela no transcurre en Praga ;)

    Madison: A ver, no es que me haya encantado, pero ha sido una lectura placentera y me ha parecido interesante, seguiré leyendo a Millás. Lo único que por momentos me pareció que acumulaba demasiadas historias sobre la adopción y una parte se me hizo un poco repetitiva. Pero vamos, entiendo que la trama no tiene por qué interesarle a todo el mundo, cada uno tiene sus gustos. A mí me gusta releer los libros que me han gustado. Si este ya lo has leído, te animaría a que probases con otro de Millás en lugar de volver con este, no sé.

    La hierba roja: Yo he tardado mucho en acercarme a sus libros, aunque había oído a Millás en varias entrevistas y leído algunos de sus artículos no había leído ninguna novela suya. Seguiré leyéndolo, creo que el próximo será "El desorden de tu nombre". Saludos.

    Shorby: Si no te interesa mejor dejarlo, hay muchos libros por leer y por suerte tenemos la posibilidad de escoger. No obstante, espero que le des una oportunidad a Millás si alguno de sus libros te llama más la atención. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, pues menudo título entonces!!
    Será que donde NO fueron es a Praga?
    Bueno, lo tendré que leer para salir de dudas!

    ResponderEliminar
  7. No he leído nada del autor coo escritor, si que he leído sus reportajes para El País, que la verdad, no me gustan mucho, por eso no me he animado con sus novelas, aunque me puede pasar como con otro escritor-periodista, Arturo Pérez Reverte, que me encanta como columnista pero que no me gusta nada como escritor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Isi: Jaja, ya ves, estas mujeres no están en Praga ni han estado nunca. A ver si te pica la curiosidad. Te animo a que te leas unas 80 páginas, así sabrás si te va a gustar o no. Particularmente, no es un libro que me haya encantado, pero en mi opinión está bien.

    Carol: Jaja, pues a lo mejor con Millás te pasa al revés, que no te guste su faceta periodística y sí sus novelas! Creo que es cuestión de probar, dale al menos una oportunidad para estar segura de que no te gusta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Cuando tenía diecisiete años me dio por leer novelas de Millás. Recuerdo que está me encantó, me encantaron todas. Me acuerdo de la luz, había algo de la luz en la novela y de un patio que todavía se me ha quedado. Por cierto el año que viene lo paso en Praga. besotes

    ResponderEliminar
  10. Praga, qué nivel... Nunca he estado, pero es una de las ciudades que me gustaría visitar.

    Yo no había leído a Millás hasta ahora, aunque este libro había pensado en leerlo casi desde que lo publicaron. Espero poder leer unos cuantos suyos, seguro que se pasa un buen rato con ellos. Sus artículos también me parecen interesantes.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Me han encantado los nombres de los protagonistas. creo que es la novela que leeré para iniciarme con el Millás novelista. Muchas gracias, un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. El nombre de ella le viene al pelo. Como es un personaje muy enigmático, debido a las cosas contradictorias que se inventa, es lógico que su apellido sea un adverbio de duda, acaso. No tenemos muchas certezas sobre ella.

    Esta novela también ha sido la de mi estreno con Millás, si te decides a leerla ya conoceremos por tu blog qué te ha parecido. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  13. Suena muy bien...qué cierto es siempre el triunfo de "lo que no" a pesar de la evidente superioridad de muchos de "lo que si". Presiento que me va a gustar mucho, empezando por su portada tan sugerente.

    ResponderEliminar
  14. Me alegro de que te interese, si lo lees espero que me cuentes tu opinión. Un saludo, Camila.

    ResponderEliminar
  15. Jesús, yo lo tenía en casa desde hacía ya muchos años... aún con el plástico que lo envolvía...y es cierto que el título no me llamó la atención y lo iba "dejando para luego".
    Ayer terminé otro libro, Dime quien soy de Julia Navarro (muy recomendable por cierto) y quería seguir en el sofá leyendo ;), así que lo empecé, y las primeras páginas me han cautivado.
    Seguiré informando de como evoluciona mi lectura y de si comparto tu opinión.
    Un beso a todos los lectores

    ResponderEliminar
  16. Hola, Esther. Espero entonces que tengas una provechosa lectura. Siguiendo con Millás, hace poco compré sus "Articuentos completos", esa mezcla entre breves artículos periodísticos y relatos ficticios tan propia del autor. He leído una cuarta parte o así. Gracias por dejar tu comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar