20 de julio de 2012

El candidato melancólico




Os presento esta vez un ensayo nada sesudo que leí hace poco. En esta ocasión es el subtítulo del libro lo que nos da una pista de por dónde van los tiros: “De dónde vienen las palabras, cómo viajan, por qué cambian y qué historias cuentan…”

El candidato melancólico es un libro de divulgación con el que aprender de forma amena acerca del origen de las palabras, sus cambios de significado y cuestiones relacionadas por las que quizá sintáis curiosidad.

“Conocer las etimologías enriquece el vocabulario, porque descubre los vínculos entre las palabras, y hace entrar en contacto con otras nuevas. Además, pone en relación amplios sectores de nuestra lengua con las lenguas que nos rodean”, escribe en la introducción José Antonio Millán. En este caso el autor es filólogo (lo digo por los que cuestionabais La gramática descomplicada por haberla escrito un periodista). En el terreno ensayístico, el autor ha publicado también Perdón imposible, acerca de la importancia vital (no exagero: me entenderéis si conocéis la historia que se esconde tras ese título) de los signos de puntuación.

El libro tiene una web propia donde, si estáis interesados, podéis leer algunos fragmentos, y también un blog.

Y esto es todo hasta la próxima entrada, gracias siempre por estar ahí.

3 comentarios:

  1. Hola Jesús,
    Como siempre, me llevo la recomendación, esta vez ensayo sobre palabras, mi herramienta de trabajo, igual me ayuda a quitarle un poco el óxido a las españolas :). Veo primero la web. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No he leído mucho ensayo, pero lo poco que ha caído en mis manos, me ha gustado bastante =)
    Me apunto este.

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Yossi Barzilai: Es verdad, traductor. Yo empecé a estudiar traducción e interpretación, pero por suerte lo abandoné a tiempo y me pasé a la filología. ;) Un abrazo.

    Shorby: A mí me pasa algo parecido, este año me estoy proponiendo leer más ensayo. A poco que tengas curiosidad por las historias que se esconden detrás de las palabras, te interesará. Besos.

    ResponderEliminar