15 de julio de 2012

Hacia el amanecer




(“Cuando te sientas desarraigado, ve a construir algo.”)

El tema de la enfermedad mental resulta, si no lo hemos visto de cerca en nuestro entorno, un terreno lejano minado de clichés y prejuicios. De modo que se agradecen libros como Hacia el amanecer, libros que nos acercan al trastorno mental de manera honesta y realista, como un episodio más que afecta a la vida de una familia.

“El 5 de julio de 1996 mi hija de quince años se volvió loca”, así comienza el libro. Sally, la hija del autor, es una adolescente a la que, sin un historial previo, tienen que ingresar durante casi un mes en un hospital psiquiátrico. Parece haber perdido la cabeza, sufre un episodio de psicosis aguda y se comporta de forma extraña. Esto, claro está, lo notan los que la rodean, pues como dice Greenberg la locura es a fin de cuentas algo sólo verificable por el sentimiento que produce en los demás la víctima. Sus padres no se lo explican, nadie se lo explica, pero de cualquier modo ha ocurrido y hay que sobrellevarlo.


El libro relata toda su historia, desde la aparición del trastorno hasta que Sally es dada de alta en el hospital y vuelve, tras las vacaciones de verano, a la normalidad de las clases. El libro fue publicado en 2008, doce años después de los hechos, por lo que al final podemos tener noticias de la evolución posterior de Sally. El libro me ha resultado conmovedor, lúcido y reflexivo. Emocionante. Es un tema que no debe ser nada fácil de afrontar, y Michael Greenberg en mi opinión consigue transmitir la fragilidad que de pronto nos pone ante los ojos la vida con experiencias como estas, los pormenores de los efectos de la enfermedad o ese espíritu de lucha constante en contra de su propia mente de Sally meses después. Para mí, un buen libro.



7 comentarios:

  1. Vaya, un tema duro de abordar y más en este caso en el que todo ocurrió de firma inesperada. Parece además un libro muy inspirador. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No conocía el libro, pero digo lo mismo que Yossi: un tema demasiado duro y, tal vez, poco abordado en la literatura. Yo recientemente he leído un bestseller (juvenil) sobre jovenes enfermos terminales de cáncer y, algunas veces, tuve que tragar saliva para poder seguir adelante. No sé si en estos momentos conseguiría leer el que nos presentas hoy aquí. En cualquier caso, se agradece la descubierta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un libro tremendo. No se si es un momento adecuado para que lo lea. Me llama la atención el consuelo que seguramente ofrece saber el final del libro antes de comenzarlo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Menuda historia escalofriante, el tema de la locura siempre da miedo, por desconocimiento y por el hecho de que de repente puedas dejar de ser tu mismo. Gracias por presentárnoslo, me ha parecido muy interesante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias a los cuatro por comentar. La verdad es que para mí no ha resultado un libro muy duro, aunque claro, esto es subjetivo y varía mucho según la persona. Para que os hagáis una idea, uno que sí se me hizo durísimo fue "Si esto es un hombre" de Primo Levi. Está bien leerlo para tener una visión más "real" y menos estereotipada de lo que supone una enfermedad mental.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante. Además, como dices, un tema peliagudo, complicado, y por si fuera poco, desconocido y lleno de prejuicios.

    Me lo voy a apuntar, aunque dicho sea de paso, no quiero comprármelo, que no está el bolsillo para seguir gastando.

    ResponderEliminar
  7. No hay necesidad de comprarlo, para eso están las bibliotecas, que a pesar de todo aún existen. De hecho yo tampoco lo he comprado. Saludos, que te sea leve el verano.

    ResponderEliminar