20 de mayo de 2013

Una humilde propuesta




El autor de Los viajes de Gulliver publicó este breve texto, atravesado de ironía, en 1729. Casi tres siglos después, las circunstancias actuales (el momento de recrudecimiento del capitalismo que atravesamos, a.k.a. "estafa", a.k.a. “la crisis”) enriquecen su relectura, y han sido varias las editoriales (Nórdica, Traspiés), que lo han recuperado.

El irlandés Jonathan Swift escribe esta “humilde propuesta” para acabar con los problemas del país, a la vez que elevar su renta, en una época de hambruna y miseria generalizadas.

El texto le recuerda a uno el Elogio de la locura de Erasmo y, en cierto modo, al Thomas de Quincey de Del asesinato considerado como una de lasbellas artes, y también a algunas declaraciones tristemente célebres de algún político o miembro del Fondo Monetario Internacional (a.k.a. “Fábrica Mundial de Indigencia” -Raquel Lanseros-), como lo de que es peligroso para las arcas del Estado que la gente llegue a vivir muchos años, o la idea de George Bush de cortar los árboles para evitar incendios. Gente que, como escribe Federico Villalobos, prologuista y traductor de esta edición, se empeña en convencernos de que lo intragable es “un plato razonable”. Pero claro, estos, a diferencia de Jonathan Swift, no pretendían ser irónicos: hablaban -y lo siguen haciendo- completamente en serio. 

6 comentarios:

  1. Desde luego que no nos extrañaría que la propuesta de Sweift saliera cualquier día de la boca de algún político,no; visto lo visto...

    ResponderEliminar
  2. El problema es lo que señalas en la última frase, que la ironía se ha perdido.

    Un saludo, Jesús.

    ResponderEliminar
  3. Isi: Cuánto tiempo, Isi. Gracias por pasarte y dejar esta pequeña huella a modo de comentario. Veo que tú también conocías el texto de Swift. Un abrazo.

    Rafael Indi: Y a veces, cuando sueltan algo y se monta la gorda, como en el caso de Buruaga con las tres comidas al día para los niños andaluces, el recurso es decir que estaban siendo irónicos (¡¡!!). Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No tenía ni idea de la existencia de este libro. Me quedé en Los viajes que me gustó muchísimo, hay mucho más de lo que parece. Lo busco. un abrazo Jesús.

    ResponderEliminar
  5. Cortar árboles para evitar incendios, lamentable...eso solo puede salir de la mente y la boca de un tonto de capirote, como Bush. Un saludo, Jesús. Ramón.

    ResponderEliminar
  6. Yossi Barzilai: Yo lo vi en la biblioteca. Se lee en un ratito, nunca está de más conocerlo. Un abrazo, Jose.

    Ramón: Gracias por pasarte por aquí, Ramón. Por desgracia parece que hay mucha gente de aptitudes dudosas ocupando altos cargos. Así nos va. Un abrazo.

    ResponderEliminar