29 de julio de 2014

La soledad del lector


Anécdotas brevísimas de grandes hombres de la cultura, la literatura, la historia, datos amenos, curiosidades, alguna reflexión... De eso se compone, en su mayor parte, La soledad del lector (1996) de David Markson (1927-2010).

También, de cuando en cuando, de forma igual de sucinta, se dan algunas notas de lo que parece una historia ficticia o el boceto en marcha de una historia, un atisbo de novela con un Protagonista y un Lector a los que se menciona. "¿Una novela de referencias y alusiones intelectuales, por así decir, pero sin casi nada de novela?", se lee en varios momentos del libro. Pero una novela con referencias intelectuales puede ser, por ejemplo, una de Enrique Vila-Matas. En este caso es más bien casi al contrario: una lista de referencias culturales con algunas líneas intercaladas de ¿novela?

Una lectura que saciará la curiosidad del lector culturalmente inquieto y, dependiendo de los casos, le ofrecerá datos con los que tratar de impresionar a alguien en una conversación cultural o con los que, incluso, tratar de ligar con alguna chica (si es que queda alguna que se deje impresionar con estas cosas), como trataba de hacer aquel listo en El indomable Will Hunting hasta que llegó Will y le aguó la fiesta de forma humillante.

Lo mejor: los valiosos datos culturales, que hacen que la lectura valga la pena.
Lo peor: que la pretensión de construir algo más que un listado de referencias no parezca llegar a buen puerto.

Algunos fragmentos:

"Si tuviera que elegir, dijo una vez Giacometti, rescataría un gato de un edificio en llamas antes que un Rembrandt."
"Cuando era lector para una editorial, André Gide rechazó Por el camino de Swann."
"La mujer de Tolstoi copió a mano siete veces todo el manuscrito de Guerra y paz."
"Los cuadernos de Leonardo indican que supo antes que Copérnico que el sol no se movía."
"Walt Whitman más de una vez escribió reseñas favorables anónimas de su propia obra."
"Un enorme estercolero, es como descartó Voltaire la obra de Shakespeare."

Y así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada