7 de septiembre de 2012

Surtido cinéfilo



Me apetecía contaros un poco sobre las películas que he visto últimamente, aunque no son muchas. Lo más destacable es que he conocido por fin a Kieslowski. La trilogía Tres colores me ha gustado bastante, en especial Rojo (1994), que no sé si por las interpretaciones de Irène Jacob y Jean-Louis Trintignant, porque me sedujo desde el principio la escena del perro que da origen a la historia o por los innegables momentos de buen cine que desprende. El caso es que, de las tres, es con la que he llegado a cotas más altas de fascinación. No entraré en detalles que alguien más entendido sabría exponer mejor. Junto a Azul (1993) y Blanco (1994), cine íntimo para paladares exquisitos.


Por otro lado, hace unos días vi Un lugar en el mundo (1992) de Adolfo Aristarain. Es la segunda película que veo del director argentino, tras Martín (Hache), en la que como recordaréis los que la hayáis visto destacan grandes diálogos y grandes interpretaciones, más allá de que la trama caiga, en mi opinión, en algunos momentos tópicos. Grandes diálogos y grandes interpretaciones vuelvo a encontrar aquí (Cecilia Roth, Federico Luppi, José Sacristán…) La evidencia de la pobreza, la importancia de la educación, el fracaso como casi siempre de los idealistas o el nacimiento del amor son algunos de los temas que a mi entender aparecen en la cinta. Además, la manifestación eterna y en ocasiones tristísima y ridícula de que don dinero es un poderoso caballero. Un personaje decía: “dicen que lo importante es amar, no que te amen. Los que dicen eso son gilipollas”. Veinte años cumple ya esta película.


La última ha sido Take shelter (2011), una de las cintas independientes del año para algunos. Premiada en Cannes y en diversos festivales, las interpretaciones de Michael Shannon y Jessica Chastain (El árbol de la vida) me conmovieron. Nos muestra a un hombre solo y torturado. Tiene una mujer y una niña, sí, tiene un trabajo, pero de pronto empieza a tener pesadillas, pesadillas en las que aparecen tormentas terribles, apocalípticas, personas o animales que lo agreden, a él y a su hija pequeña. No le cuenta nada a su mujer, en realidad no le cuenta nada a nadie, pero decide ir al médico porque parece que delira. Lee los síntomas de la esquizofrenia y tiene dos. Mientras se va destrozando por dentro, empieza a construir en el jardín un caro refugio para tormentas para él y su familia, gastando un dinero que no tiene. La película me ha hecho pensar en la delgada línea que puede separar en ocasiones a un loco de un visionario. Os dejo el tráiler. Es una película más bien lenta, pero ha merecido la pena verla, me ha resultado muy estimulante.


Y con esto termino el repaso del cine más interesante que he visto últimamente (vi otras que no me gustaron mucho, así que las paso por alto). A esto habría que añadir que he retomado la serie A dos metros bajo tierra (me ha gustado mucho la segunda temporada, ahora estoy empezando la tercera) y he empezado a ver unas de esas que todo el mundo conoce: The Big Bang Theory. Voy por la segunda temporada, me suelo reír bastante.

Nada más, saludos a todos y buen fin de semana. Parece que voy a poder ver finalmente la exposición de Hopper en el Thyssen. :)

9 comentarios:

  1. ¡Buen fin de semana! Yo he visto recientemente la película de Nobbs, y la verdad es que me llevé una grata sorpresa. También fui a ver Brave..pero no creo que sea necesario entrar en detalles ;) Espero que te guste la exposición. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ya sabes que coincido contigo en que Rojo me pareció la mejor de las tres por muchos factores, por ese final insinuado y magnífico y por Irène Jacob y su personaje que se diferencia un poco de Delpy y Binoche en momentos como el de la anciana que pretende tirar la botella. Azul me pareció quizás la más elaborada pero me resultó clautrofóbica y con Blanco tengo algunas reticencias pero verás como algún típico cinéfilo con su afán de ir de extravagante te dice que Blanco es la mejor de las tres, ¡siempre pasa!
    No estuvimos de acuerdo referente a "La doble vida de Verónica" jeje, a mí sí que me gustó incluso si al final decae un poco.

    Take shelter me gustó bastante y la de Aristaráin no la he visto :/

    Y en cuanto a las series, creo que A dos metros bajo tierra tiene el mejor final posible y quizás el mejor que haya visto en series, es un aliciente para verla entera. Es quizás con Los soprano mi serie preferida y The Big Bang Theory es divertida, sí, tengo la última temporada pendiente aún.

    Me quedo sin exposición de Hopper, disfrútala mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Rojo es una maravilla, desde luego... ¿has visto el Decálogo, de Kieslowski? Pensar que esas joyas se rodaron y emitieron en la televisión polaca hace pensar que otro mundo es posible...
    Take Shelter también me impactó. Y A dos metros es una de mis series favoritas de todos los tiempos... el capítulo final es una obra de arte, aunque antes de llegar ahí la serie tiene altibajos...
    Me atrevo a hacerte una recomendación: Carnivale. Es una serie brutal, te deja boquiabierto.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, ya he vuelto de la capital, aproveché para hacerme con unos cuantos libros de segunda mano y pude ver algunos cuadros de mi querido Hopper. Creo que los tres vivís en Madrid, ojalá algún día podamos vernos.

    Offuscatio: No había oído hablar de la de Nobbs, por lo que veo la dirige el hijo de García Márquez. Échale un ojo a la de Aristarain! La exposición me gustó, aunque me costó entrar en la atmósfera de los cuadros. Estuve el día anterior en el Prado y es difícil apreciar las cosas teniendo recientes tantas obras magistrales. Un abrazo!

    Yossi Barzilai: Claro, para gustos los colores. Rojo no me cansaré de decir que me encantó, tengo que volver a verla pronto. Sin embargo Verónica no me acabó de atrapar, aun con el sello que lleva de la maestría técnica del director. Veo que has visto prácticamente todo sobre lo que comento en la entrada. Un abrazo!

    edp: Son las primeras que he visto de Kieslowski, a ver si consigo algunas del decálogo. Le tengo especiales ganas a "No amarás", no sé muy bien por qué. A dos metros bajo tierra me gusta mucho, no soy muy de series pero junto con Los Soprano me parece lo mejor que he visto, aunque claro, no se puede ser genial todo el tiempo y tienen sus capítulos más flojos. También tengo que buscar en la red nuevos capítulos, estoy en el 3x04 y me quedé con muchas ganas de seguir, espero que mi manejo de internet no me lo impida. Tomo nota de Carnivàle, cuando la recomendación viene de gente como tú habrá que echarle un ojo. Un abrazo, Esther.

    ResponderEliminar
  5. Hola Jesús. Que placer de reseña.
    Apunto Take Shelter para ver. Te hago caso.
    El cine argentino me parece soporífero, pero hace poco vi Medianeras, de Gustavo Taretto, me pareció bastante bonita. Curiosamente no me dí cuenta que el personaje de Mariana era protagonizado por una española (Pilar López Ayala), su acento porteño es perfecto. Te recomiendo dos cortometrajes de Gustavo: Las Insoladas y Hoy no estoy.
    Ups, Blanco es hoy en día mi favorita. Sin embargo la primera que la ví me decepcionó. Los films de Kieslowski están tan vivos. Pareciera que fluyen y se transforman. Pero en realidad están tan llenos de significados que uno los aprecia de diferentes maneras a medida que va viviendo. Verónica es mi favorita (de todas en el mundo) Tanto por la belleza, como por la hermosa idea de no estar solos... Además el titiritero Fabbri me robó el corazón. Si que soy cursi.
    Blue es perfecta y con Rojo tengo varios problemas hoy por hoy. Pero el final es redondo. Blanc me fascina porque está hecha de contrastes. Una película tan blanca de humor negro,
    The big bang theory es mi serie preferida junto a Nurse Jackie y...Top chef!
    Hopper retrató la sucia soledad como pocos.
    Que estés bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ...tan blanca de humor negro,...no sé por qué se me cortó el comentario, perdón. Sigue así: una película sobre la igualdad llena de desigualdades. Amor, humillación, venganza pero final e irónicamente: amor mutuo. Aunque en el amor hay de todo excepto igualdad. La escena donde Karol y Mikolaj patinan en el lago congelado es de una pureza conmovedora.
    Lo que mas me fascina de Kieslowski es que me deja plena de preguntas.
    Ojalá puedas ver pronto y completo Decálogo. Es un experiencia inolvidable.
    Ahora si, besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Analía. Un placer leer tus comentarios. No he visto "Medianeras", pero me encanta Pilar López de Ayala. Como dices, Kieslowski es un director para revisitar pasado un tiempo. El decálogo voy a intentar encontrarlo en español, y si no probaré con subtítulos en inglés a ver si soy capaz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho Take Shelter, especialmente porque fue una sorpresa, la cogimos en el videoclub un poco a ciegas, tan solo porque venía avalada por Sundance y por esa carátula tan sugerente, y resultó ser todo un acierto. Una vuelta de tuerca total al cine apocalíptico, lo dicho, me gustó mucho. Tengo pendiente ver la trilogía de Kielowski, aunque miedo me da, me las han recomendado muchísimo, pero el cine francés no suele gustarme, tendré que probar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola, Carol. La trilogía de Kieslowski es de esas que todo cinéfilo ha visto y recomienda, supongo que es normal y lo merece, aunque tampoco hay que crearse grandes expectativas, que luego ya sabemos lo que pasa. Qué curioso que eligiérais Take shelter así de improviso. Tengo que seguir a Jessica Chastain, es muy buena.

    Un abrazo, espero que Emma progrese adecuadamente. :)

    ResponderEliminar