15 de enero de 2014

El cuaderno gris



Finalmente he terminado las ochocientas cuarenta páginas de El cuaderno gris, libro escrito entre 1918 y 1919, cuando el autor, Josep Pla (1897-1981), contaba 21-22 años. Menciono la edad porque sorprende la madurez de algunas reflexiones (y del conjunto en general). Leerlo ha sido una gran experiencia, los doce euros que gasté en comprarlo los considero inmejorablemente invertidos. Lo empecé en agosto y lo he terminado ahora. Parece mucho tiempo, pero su naturaleza de dietario favorece una lectura lenta que el propio autor recomienda en un momento del libro.

Del conjunto destacaría la mirada honesta que desprende hacia las cosas, la finura de las observaciones que vierte Pla sobre el entorno (tanto el Ampurdán como la ciudad de Barcelona y su vida de universitario) y las gentes que lo rodean. Encontramos en El cuaderno gris, dentro del tono reflexivo general, descripciones de personas, reproducciones de conversaciones, anécdotas varias, opiniones sobre escritores (Proust, Baroja, Unamuno...), vivencias diversas, ideas sobre la vida, etc. Si a uno le gusta subrayar, va a encontrar en abundancia perlas susceptibles de ello.

Recomiendo el libro, sin duda. No hace mucho publiqué la lista de mis mejores lecturas de 2013. El cuaderno gris estará sin falta en las de 2014. Un plato exquisito para ser saboreado con calma.

Algunos fragmentos:

"Nosotros hemos leído y leemos libros. Creemos que hemos vivido porque hemos leído libros. Los libros nos han dado la esperanza de algo. Hemos esperado años y años que algo se producirá. ¿Qué se ha producido? Absolutamente nada. Nada. Esto nos ha llevado a suponer que los libros dicen una cosa y que la vida dice otra muy diferente. Los libros nos dicen que el mundo, los hombres, las mujeres, están hechos de una manera. La vida nos dice que el mundo, los hombres, las mujeres, están hechos de una manera distinta. Los libros nos dicen que existe el amor, la gloria, la bondad, la grandeza. La vida nos dice que no hay nada."

"De todos modos, cuesta mucho deshacerse de la propia vanidad, de la fanfarronería, de la tendencia a darse siempre la razón, sin repensar. La vanidad parece segregarse de la estructura misma de los tejidos humanos. Es una fuerza que no calla nunca, que actúa sin parar, como el corazón, como las vísceras esenciales."

"Los banqueros son unos señores que os dejan el paraguas cuando hace sol. Cuando llueve, es un poco más difícil..."

Traducción del catalán de Dionisio Ridruejo y Gloria de Ros.



*Entrevista a Josep Pla en 1976 en el programa televisivo A fondo presentado por Joaquín Soler Serrano.

4 comentarios:

  1. Extraordinaria entrevista, como todas las que hizo Joaquín Soler Serrano.
    Me da rabia leer reseñas de este gran libro porque me propuese su lectura hace mucho, mucho tiempo. Aún sigue pendiente.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo especialmente las de Borges y Cortázar, Rulfo...

    Pues si hace tiempo que lo quieres leer, anímate. Se empieza y se va leyendo poco a poco, se coge y se deja, da más de lo que pide a cambio.

    ResponderEliminar
  3. Jesús, tu comentario acerca del libro ha despertado mi curiosidad hasta tal punto que me han entrado ganas de leerlo. Desde luego, apuntado queda en mi lista de lecturas pendientes. Un saludo. Ramón.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Ramón:

    Me alegro de que te interese. Quién sabe, igual es de tu gusto. Como digo, el libro es barato (12 euros) y merece mucho la pena. Creo que Pla comparte contigo el gusto por su pueblo y por conversar con las gentes de su pueblo, su Palafrugell natal.

    Nos vemos. Un saludo.

    ResponderEliminar