7 de febrero de 2011

Este libro te salvará la vida


Lo primero que llama la atención de esta novela es su título. A pesar de la promesa que encierra, no se trata de un libro de autoayuda. Podemos pensar que juega, con intención paródica, con el tipo de promesa que suelen lanzar estos libros, que se trata de una sátira de los libros de autoayuda y la era new age. Luego veremos hasta qué punto es esto cierto.

Richard Novak, su protagonista, sufre una crisis personal. A sus cincuenta y cinco años vive solo, está divorciado y le cuesta comunicarse con su hijo. Sin embargo, parece tener grandes comodidades: una buena casa, entrenadora personal, ama de llaves, dietista, masajista, decorador… Y ante todo dinero, dinero como para no tener que preocuparse por el dinero.

Él mismo explica así su día a día: “Madrugo. Corro en la cinta, la entrenadora viene a casa, la dietista un par de veces a la semana, quizá un masaje. Procuro llevar una vida sana. Leo cuatro periódicos. Nunca salgo.” En conclusión: “se había vuelto estúpidamente independiente: no necesitaba ni conocía a nadie, no formaba parte de la vida de nadie.” Esta es la situación de partida. Pero su modo de vida se ve alterado por un hecho que al principio parece carecer de importancia: aparece una hondonada en su jardín, un hoyo que va creciendo y amenaza con engullir su casa. Ese será uno de los motores de la novela, que narra el cambio en la vida de Richard, pues a lo largo de sus casi cuatrocientas páginas entablará relación con, entre otros, un vendedor de donuts, un ama de casa deprimida o un actor famoso que tiene por vecino en Los Ángeles. El acercamiento a estas personas le hará salir de su retiro.

No recuerdo quién (creo que Muñoz Molina) comentaba en una entrevista acerca de los pocos diálogos que había en las novelas que actualmente se publican, y contaba que en su opinión era lo más difícil. Es cuanto menos curioso el caso de A. M. Homes, pues parece obvio que se siente muy cómoda escribiéndolos, ya que construye la novela a base de escenas con mucho diálogo, en detrimento de narración y descripciones. La verdad es que no suenan nada forzados, pero me parece que a menudo aportan poco. El libro acumula una escena dialogada tras otra, sin narrar ni resumir casi nada. Parece que el narrador llegue a replegarse y quede en segundo plano ante el peso de los diálogos, y se limita a anotar de forma escueta las acciones, casi como si se tratase de acotaciones teatrales, de forma muy seca. Esto no está mal en un cuento (guardo buen recuerdo de los de Cosas que debes saber) pero a lo largo de toda una novela puede hacerse muy monótono.

Tampoco tiene la autora grandes hallazgos expresivos. Escribe: “le duelen los hombros, la cabeza, las piernas; un dolor que duele mucho”. Igual me estoy poniendo quisquilloso, pero me parece una forma poco afortunada de expresarlo para alguien que trabaja con palabras, algo gris, facilón. El libro tiene también toques de humor, pero no llegan a ser momentos demasiado efectivos. Además, el protagonista no me pareció un personaje especialmente interesante, y las situaciones en las que se ve envuelto tampoco me parecen memorables, así que el libro en general me ha dejado escaso poso y creo que pronto lo olvidaré. Tiene poca chicha o al menos yo no he sabido encontrársela.

Por momentos el libro parece una fina sátira de algunos “vicios” de la contemporaneidad, como la obsesión por la salud (un ejemplo: Richard dice que ha tomado café y en casa creo que la dietista se echa las manos a la cabeza, recriminándole que debía haber tomado leche de soja y, en otro momento, dos personajes se están inyectando vitaminas, y dicen que es lo mejor después del sexo) o las nuevas formas de espiritualidad propias de la era new age, pero, al contrario de lo que presagian libros anteriores de la autora, Homes no se muestra en esta ocasión tan demoledora: modera su acidez e introduce notables dosis de positividad. Así, los críticos han coincidido en ver en Este libro te salvará la vida su novela más optimista.

9 comentarios:

  1. El título prometía, pero después de leer tu reseña creo que va a ser un libro prescindible, da rabia leer a veces libros que no nos terminan de convencer, pero por lo menos tiene la contrapartida de que al reseñarlos nos avisas a los demás :) Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. En algún momento he tenido la tentación de adquirir este libro. Queda claro que no me pierdo nada. Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  3. A mí el título me hace alejarme más que llevarme a comprarlo. Otro que dejo pasar.... Qué alivio!! Menos mal!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. A mí me llama el título, pero no creo que lo compre por lo que dices, parece prescindible :)

    ResponderEliminar
  5. Carol: Sí, a mí me pasó que encarrilé tres o cuatro que no me gustaron mucho, así que me quedé un poco de bajón :( Un abrazo.

    Oesido: Yo que tú no me lo compraría, pero vamos, es simplemente mi opinión… Un saludo.

    Carmen: Deduzco de tu comentario que a ti el tufillo a libro de autoayuda te gusta tan poco como a mí, jeje.

    Vero: Te digo lo que a Oesido, yo no me lo compraría. La verdad es que no se pasa mal leyéndolo, pero hay mucho por leer y este en mi opinión no supera el listón. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Te cuento que soy admiradora de A M Homes y he leído su obra completa. Me llamó la atención una reseña de uno de sus libros, porque en general nunca encuentro a nadie que la conozca. Coincido con tu opinión: este libro es mediocre y olvidable y para mí fue una desilusión. Un poco me pasó lo mismo con su novela siguiente "La Hija de la Amante". A mi, sin embargo, me gusta como escribe esta autora, su tono seco.
    Sus cuentos son excelentes, y en realidad tiene una novela brillante que es "Música para corazones incediados" y otra muy fuerte, solo para estómagos de hierro "El fin de Alice". Pero las dos últimas son flojas, una lástima.

    ResponderEliminar
  7. A mí me gustaron los relatos de "Cosas que debes saber". Me sorprendió ese estilo seco que comentas y me quedé con ganas de leer más cosas de la autora. Tengo por casa "El fin de Alice" pero aún no lo he leído, sólo me he asomado a las primeras páginas y la verdad es que la temática es un poco peliaguda. Por ahora, me apetece más leer "Música para corazones incendiados". Conociendo tu opinión, no creo que me acerque a "La hija de la amante".

    ResponderEliminar
  8. Para todos aquellos que no han leído el libro y por un simple comentario de esta web consideran el libro prescindible...sólo calificarlos de simplones y fáciles de convencer.
    Yo me leo o no un libro porque me pueda interesar, no pprque lo recomienden o no.
    En concreto este libro, quería leerme algo de la autora pero no su gran obra, "el fin de álice". Por casualidad me compre este libro hace 3 veranos, y es mi libro preferido. Me lo he leído unas 10 veces y hoy he comenzado de nuevo. El un gran libro, la forma de escribir , la historia, los consejos que da sobre el tipo de sociedad!! Es sólo una opinión, pero sobretodo no dejéis de leer un libro por un simple comentario de algún crítico, porque esto va de gustos!!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por dejar tu opinión. Sólo una sugerencia: el tono despectivo del comienzo de tu comentario creo que sobra, más que nada porque resta credibilidad a lo que se pueda decir después.

    Como haces tú, en esta entrada yo sólo doy mi opinión. Se puede coincidir o no coincidir, así que, si tu has disfrutado con el libro, me alegro por ti. Homes es una autora que me interesa, como dije me gustaron algunos de sus relatos de "Cosas que debes saber", y supongo que algún día leeré "El fin de Alice".

    Por lo demás, usted es bienvenido aquí siempre que hable con respeto, como no dudo de que así será.

    ResponderEliminar