11 de enero de 2012

La maravillosa vida breve de Óscar Wao


(“…el deseo inextinguible de estar siempre en otro lugar.”)

La maravillosa vida breve de Óscar Wao es el título del libro con el que el dominicano Junot Díaz ganó hace unos años el premio Pulitzer de novela. Lo primero, supongo, es decir quién es Óscar Wao. Pues bien, Óscar es un dominicano residente en Nueva Jersey, sobrado de kilos y fanático de la ciencia ficción. Las mujeres, como comprenderéis, no le hacen mucho caso (se habla de su “triste y asexuada adolescencia”), y los demás niños acostumbran a romperle las gafas. Vamos, lo típico en lo que llaman un nerd, un freak que de niño prefiere leer a jugar en la calle. Es introvertido y le gusta Tolkien, por lo que en la novela hay bastantes referencias a El señor de los anillos. En un momento dado, le pregunta a su madre: ¿soy feo? Ella le responde “bueno, a mí no te pareces”. Vamos a ver, Óscar, si ni siquiera tu madre te ve guapo, la cosa está realmente mal, tío, para qué engañarnos.

Si algo define al libro puede que sea el desenfado con el que está narrado, su desparpajo. Desde el principio resulta un libro entretenido, con cierto tono jocoso y lleno de vida. La novela no se centra únicamente en Óscar (en ocasiones he echado de menos que no se hable más de él, como me pasó con Ignatius en La conjura de los necios), y se ocupa de distintos personajes en cada capítulo. Aparece, cómo no, la triste historia dominicana, que no se puede contar sin el dictador Trujillo, protagonista de La fiesta del Chivo de Vargas Llosa, libro que recomiendo. Es en uno de estos capítulos donde mi impresión de la novela mejoró, pero para ser sinceros igual esperaba un poco más del libro. Me da la impresión de que se centra demasiado en la cuestión de si Óscar rapará o no con alguna jevita, que la única intriga consiste en saber si morirá o no virgen. Me esperaba a un loser con más personalidad, creo que no me ha dejado demasiada huella.

Había oído que el libro tenía un montón de palabras en spanglish que dificultaban la lectura. Mi impresión al leerlo no ha sido esa: aparecen algunas, pero se puede seguir perfectamente, incluso desconociendo el significado de alguna palabra. A pesar de todo, a ratos me lo he pasado bastante bien leyendo el libro y no quiero disuadir a nadie de que lo lea.

No quería dejar pasar la ocasión de agradecer a La hierba roja por compartir la lectura. Su entrada sobre el libro, aquí.

4 comentarios:

  1. Me lo han recomendado pero no sabía de qué iba hasta ahora =)
    Te agradezco la reseña!

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Una vez me mencionaron el libro pero nunca me había detenido a buscar una reseña. Quizá si lo encuentro lo compraré, se ve interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Creo que yo tb se lo vi a Lahierbaroja y me llamó mucho la atención, garcias por recordármelo, son tantos títulos que al final se van quedando cosas en el tintero y este me apetece mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Shorby: Me alegro de que te haya servido de algo ;) A ver si la lees qué te parece este Óscar. Besos.

    Pablo: Si te interesa, adelante. Estaré atento a tu opinión. Un saludo.

    Carol: A mí a veces también me pasa, no apuntas el libro y queda como en el limbo. Un abrazo.

    ResponderEliminar