3 de febrero de 2012

Cuando se nos quebraron los ojos


Fotografía de Jacques Henri Lartigue


Con todos los pensamientos me fui
fuera del mundo: allí estabas tú,

mi sosegada, mi abierta, y-
nos recibiste.

¿Quién
dice que se nos murió todo
cuando se nos quebraron los ojos?
Todo despertó, todo comenzó.

Grande vino un sol flotando, radiantes
se le enfrentaron alma y alma, claras,
imperiosas le presilenciaron
su órbita.


Suave
se abrió tu seno, silente
subió un aliento al éter,
y lo que se hizo nube ¿no era,
no era forma y a partir de nosotros,
no era
tanto así como un nombre?


Paul Celan, Obras completas (Editorial Trotta).

2 comentarios:

  1. Tremendo poema y tremenda foto =)

    ResponderEliminar
  2. Tiene fuerza, Celan. Y la foto consigue conmoverme. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar