15 de febrero de 2012

El viejo y el mar



“Era un viejo que pescaba solo en un bote en el Gulf Stream, y hacía ochenta y cuatro días que no cogía un pez.” La primera frase de El viejo y el mar es de esas que uno conoce aunque uno no haya leído el libro. Este en concreto se lee, si uno se lo propone, en un rato, y parece una versión a pequeña escala de Moby Dick. Santiago, un viejo pescador, se las verá al cabo de casi tres meses sin pescar nada con un pez gordo (en la memoria, también, Big fish de Tim Burton), de dimensiones superiores a las de su barca. Será una hermosa lucha en solitario entre el hombre y el pez, una lucha por la vida, cuerpo a cuerpo, que se extiende a lo largo de las horas y las páginas y que nos hace pensar que a veces, cuando no se puede conseguir la victoria, hay que luchar al máximo aunque sea para perder, puede que sí, pero, como decía Bolaño refiriéndose a la lucha del escritor con las palabras, perder con dignidad. En la vida a veces también se trata de eso. 

7 comentarios:

  1. A mí este se me hizo eterno... imagino que no me pilló en el momento oportuno =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Yo lo leí en el "cole" y me encantó; y me gustó todavía más de adulto, le saqué más jugo. Una gozada de libro.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó cuando lo leí, ya hace tiempo, pero me dejó con una inmensa tristeza...
    Besos,

    ResponderEliminar
  4. Pues fíjate que no me acabó de gustar, tampoco Por quién doblan las campanas ni Adiós a las armas. hasta que no llegué a París era una fiesta no he empezado a apreciar a este autor, y es que creo que no era el momento adecuado cuando leí sus anteriores libros, tengo ganas de volver a ellos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Shorby: Vaya, con lo cortito que es!

    Ignatius: Creo que, al ser breve, casi seguro que lo releo dentro de unos años. A ver qué tal.

    Carmen: Es un poco triste, sí. Yo no diría que me ha encantado (veremos cuando lo relea), pero me parece un libro interesante, y además se lee muy pronto.

    Carol: Yo es este el primero que leo de Hemingway, aunque "Por quién doblan las campanas" también lo tengo en casa. Tampoco es que haya terminado el libro extasiado, pero es corto y no está mal.

    ResponderEliminar
  6. Coincido con tu reseña y con tus comentarios posteriores. Me parece más un ícono cultural que un buen libro. Muy a la manera de Hemingway, cuya vida es más interesante que sus libros. Al menos de lo que leí hasta aquí. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Veo que conoces mejor que yo a Hemingway. Yo de su obra no he leído más que este, así que te agradezco que dejes tus impresiones. Saludos.

    ResponderEliminar