5 de febrero de 2012

Perspectiva



Se cruzaron como dos desconocidos,
sin gestos ni palabras,
ella de camino a la tienda
él de camino al coche.

Quizá entre la consternación,
o el desconcierto,
o la inadvertencia,
de que por un breve instante
se amaron para siempre.

No hay sin embargo garantía
de que fueran ellos.
Quizá de lejos sí,
pero de cerca en absoluto.

Los vi desde la ventana,
y quien mira desde arriba
se equivoca con mayor facilidad.

Ella desapareció tras una puerta de cristal,
él subió al coche
y arrancó rápidamente.
Así que no pasó nada
ni siquiera si pasó.

Y yo sólo por un momento
segura de lo que vi,
intento ahora en un poema casual
convenceros a Vosotros, Lectores,
de que aquello fue triste.



Wisława Szymborska (1923-2012).

4 comentarios:

  1. ... Adoro cuando pasao por este rincón y me encuentro con algo de poesía =)

    ResponderEliminar
  2. Yo encantado de que todos compartamos gracias a los blogs estas cosas. Se acaban descubriendo cosas que a uno le interesan. :)

    ResponderEliminar
  3. oh yo creo que compartí 'Discurso en el depósito de objetos perdidos'...

    ResponderEliminar