19 de junio de 2012

El loro de Flaubert




Allá por los años ochenta, el inglés Julian Barnes se acercó en uno de sus libros más exitosos a la figura de Gustave Flaubert, demostrando que una obra en torno a cuestiones críticas acerca de un escritor decimonónico podía resultar entretenida e incluso divertida.

Lo hizo a través de Geoffrey Braithwaite, un médico inglés sobre cuya vida tendremos conocimiento conforme nos acerquemos al final de la novela, pero que durante la mayor parte del libro permanece en un discreto segundo plano, cediendo el protagonismo al autor de Madame Bovary. Con un desenfado que no impide el rigor de sus consideraciones, Braithwaite nos acerca a Flaubert dando notables muestras de perspicacia y mordacidad. Desenmascara los tópicos que han ido surgiendo alrededor del escritor galo, nos alerta de los posibles vicios en los que caen en sus análisis los críticos (a los que abiertamente dice odiar), ofrece datos biográficos, informa de la visión de Flaubert acerca de la democracia, la burguesía o la humanidad en general y nos habla, entre otras cosas, de la relación del escritor galo con Louise Colet, a la que se da voz en uno de los capítulos del libro. Tampoco podía faltar, cómo no, la historia del loro que Flaubert tuvo sobre su mesa mientras escribía Un coeur simple, loro que se puede encontrar disecado en Rouen, donde dos museos diferentes lo exponen (cada cual, por supuesto, como si fuese el verdadero).

Parece que Flaubert pidió antes de morir que no se interesasen por su persona, por las circunstancias que rodeaban a su vida. Pero claro, ahí están los críticos, que no contentos con los libros, indagan en la biografía del autor, cotillean su correspondencia… E incluso escriben libros como este, para regocijo de los lectores que gustan de las curiosidades en torno a la figura de los grandes genios. El loro de Flaubert es un híbrido de ensayo, novela o biografía, con numerosas citas del escritor y una ironía que atraviesa todo el libro. A algunos se le puede atragantar un poco, pero para mí es un libro que no tiene desperdicio.

5 comentarios:

  1. ¡Muy interesante! Yo tengo en mis manos (aunque todavía sin abrir) "Un alma de Dios" de Flaubert. Será el primero que me lea del escritor. Y, de Barnes, he leído "The sense of an ending" (que llegará a España en otoño). En cualquier caso, este último no ha terminado de responder a las expectativas que he puesto en la lectura...aunque la idea de fondo me parece genial. ¡Me lo apunto! Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Pues precisamente me gustaría leer a Flaubert, que todavía no lo he hecho =)
    Interesante este libro, lo tendré en cuenta.

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que vengo aquí me llevo el libro... interesante leer los tópicos desenmascarados de un autor universal entrelazado con otra historia de fondo. Y encima no he leído nada de Barnes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cierto! Lo leí hace años y me gustó muchísimo...

    ResponderEliminar
  5. Offuscatio: Creo que yo comenzaré con lo típico, "Madame Bovary". Es el primero de Barnes que he leído. Oí hablar bien de "Inglaterra, Inglaterra", pero no sé cómo estará. Me alegra que te interese, un abrazo.

    Shorby: Pues si vas a leer "Madame Bovary" y te gusta entrar en un libro sin saber nada quizá sea mejor que no leas este antes, puede que te enteres de cosas que no quieras saber. Un abrazo.

    Yossi Barzilai: Pues yo encantado. Algo me dice que te podría gustar. Un abrazo.

    Pilar Mandl: Vaya, pues me alegro! Gracias por seguir. Un abrazo.

    ResponderEliminar