15 de octubre de 2013

Acantilados de Howth



(“Estaba feliz, desinhibido. Disfrutaba de cada instante como si pudiera arrancarlo con los dedos del telón de la vida.”)

Acantilados de Howth (2010) es la primera novela publicada de David Pérez Vega, de quien probablemente conozcáis su blog Desde la ciudad sin cines, que en lo que a mí respecta sigo desde hace tiempo.

David Pérez Vega parece escribir de lo que conoce. El protagonista tiene una edad similar al autor de Móstoles, y nos habla en primera persona del mundo laboral, sus viajes a Irlanda o Ámsterdam, algún premio de poesía que recogió, las relaciones personales y de pareja, la pérdida de la primera juventud… Historias de la vida, escritas en tono realista con personajes de carne y hueso y algunos efluvios sentimentales (que no sentimentalistas). Al autor le gusta Carver y eso creo que se nota. También Bolaño, al que cita en la última página del libro. Se encuentra uno además otras alusiones conocidas: Hambre de Knut Hamsun, la película La flaqueza del bolchevique, Leopoldo María Panero, el Break on through de Los Doors. 
La prosa fluida da la sensación, no sé si engañosa, de haber sido escrita con facilidad. Quitando algunos altibajos que me pareció encontrar en la primera mitad, de ahí al final el libro avanza muy bien en mi opinión -creíble, auténtico, capaz de conmover- y leerlo ha sido una grata experiencia.

3 comentarios:

  1. Y si no recuerdo mal abre con una cita de Pessoa y hay una subtrama quer eferencia a Emily Brontë, es lo que más me gustó del libro :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús:

    Muchas gracias por tu lectura.
    Sobre la prosa: la verdad es que la primera versión era demasiado excesiva en su adjetivación y las frases eran demasiados largas. Tuve que podar bastante para dar esa sensación de fluidez.

    Un saludo, y también para Yossi.
    Muchas gracias por vuestras lecturas de mi libro.

    David

    ResponderEliminar
  3. Hola a ambos:

    Sí, Jose, coincido: la escena en la que se habla de las Brönte está bastante bien. Y gracias a ti, David, estaremos atentos a tus próximos libros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar