25 de octubre de 2013

Tres poemas de Karmelo C. Iribarren


Fotografía de Thurston Hopkins. 1954



ASÍ, SÍ

Te digo que te quiero,
pero no te suena
bien.
Vuelvo a intentarlo
con más énfasis,
pero tampoco te convence.
Nos miramos
un rato,
en silencio...,
y rompemos a reír
a carcajadas.
Pero en qué estaría
pensando.
Que se vayan al carajo
las palabras.
Te acaricio largamente
las piernas,
y te beso en la boca,
y te muerdo la nariz,
y... tú
me dices que así sí.


POBRES DIABLOS

Aunque nos cueste admitirlo
cómo nos alegra
comprobar
que aquel viejo colega
-al que no habíamos visto
desde vete a saber cuándo-
tampoco ha llegado
a ningún sitio,

que en el fondo no es más
que un pobre diablo,
como nosotros,

y que el cabrón de él
se alegra de lo mismo.


ALGUNAS NOCHES, EL MIEDO

Algunas noches me arrimo
a tu calor bajo las mantas
como un niño asustado.
Necesito tocarte
urgentemente. Necesito
saber que estás ahí,
que estarás siempre. Sentir
que tengo cerca a un ser humano,
y que no estoy tan solo.


Acabo de leer la antología de poemas de Karmelo C. Iribarren titulada Seguro que esta historia te suena, publicada por la editorial Renacimiento en 2005 y que reúne la poesía completa del autor donostiarra desde 1985 a 2005. La encontré en la biblioteca de mi pueblo, pequeña alegría que lleva a pensar que, después de todo, no todo funciona tan mal. Me ha gustado el libro. Aunque tenga algunos poemas prescindibles, el conjunto me parece muy satisfactorio. Poemas secos, con mucha cerveza y cigarrillos y cafés y barras de bar y mujeres, vitales, sin retoricismos, con algunos tacos (los justos para que los más puristas puedan torcer el gesto pensando quizá que esto no es literatura), con mucha ironía y humor, un lenguaje conversacional y una visión de las cosas desde la desilusión y la derrota, desde la conciencia de la pérdida de la juventud, con algo de crítica social y empapados de "realismo sucio"... Como dice Ángel Talián refiriéndose a un poemario posterior, Las luces interiores, "tocando sutilmente verdades angustiosas de la vida". Sobre Dios, leemos: "lo que no / me entra en la cabeza / es que pueda existir / alguien / con un humor / tan negro". 

Escritores relacionados: Charles Bukowski, Roger Wolfe.

4 comentarios:

  1. Me gustan los poemas que has seleccionado, no conocía al autor, voy a indagar por mi biblioteca.

    El primer poema me ha encantado. Y la foto que has puesto también ;)

    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te interesen. Es un autor minoritario pero interesante, y no requiere un gran esfuerzo leerlo.

    La foto tiene su gracia, eh? Gracias a ti por pasarte. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Jesús:

    Este es un agradable libro de poesía, el libro que habría que regalar a todos aquellos que dicen que no leen poesía porque no la entienden...

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola, David:

    Pues sí, una poesía muy narrativa, fresca y nada densa. Creo que Ángel González también podría valer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar