8 de julio de 2013

Haikus de Santôka Taneda


"Mi cuenco de mendigar
acepta hojas caídas"




"No hay sino este camino:
Andar solo"




"Cae la lluvia
y, tal como cae, me moja:
Ando expuesto"




"Orinando con alegre desenfado
sobre la hierba recién brotada"




"Friendo pescado,
a veces también friéndome la mano
Vida en soledad"




"Pleno día
En lo profundo de la hierba,
la voz de una rana que ha sido engullida
por una serpiente"




"¿Es que hay algo que yo no tenga?
Caen las hojas"

Santôka Taneda (1882-1940).


Four trees II, de Egon Schiele

3 comentarios:

  1. Ay, cómo me siento de identificada...

    Sobre todo con el que se fríe la mano. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo poco que he leído de poesía oriental está en este libro: Poesía clásica china. Edición y traducción de Guojian Chen para la editorial Cátedra. Aquí el poeta DU FU (TU FU) (712-770) realiza la siguiente:

      IMPROVISACIÓN

      La luna, en el río,
      por poco la alcanzo
      con mi mano.
      El farol del mátil
      brilla solitario
      a media noche.
      Silenciosas,
      las garzas pernoctan
      sobre las arenas.
      Detrás de la barca,
      los peces, ruidosos,
      saltan en el agua.

      Eliminar