25 de julio de 2013

Keane



Película tristísima y hasta dolorosa esta que dirigió Lodge Kerrigan, con una memorable y conmovedora interpretación del para mí desconocido Damian Lewis, en el papel de un hombre torturado por la esquizofrenia y el sentimiento de culpa por haber perdido a su niña en una estación de autobuses, a la que vuelve obsesivamente tiempo después. 

Cine realista, de sentimientos, que nos muestra el sufrimiento de este hombre solitario, William Keane (de ahí el título: nada que ver con el grupo musical). Como curiosidad, en la cinta actúa también la niña Abigail Breslin, en un papel anterior al de la conocida Pequeña Miss Sunshine (2006). En los títulos de crédito me encuentro con la sorpresa (ni buena ni mala: sólo sorpresa) de que el productor es Steven Soderbergh.

Un título en mi opinión interesante.


El tráiler está en inglés.

2 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda la película. No la conocía.

    El actor es el prota de una serie que se llamaba Life y que me encantaba.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. A mí me sorprendió gratamente, y tampoco había oído hablar de ella antes. La interpretación del actor es genial, yo no lo conocía pero he visto que había actuado en algunas series, alguna de ellas bastante conocida. Me alegra que te interese! Un abrazo.

    ResponderEliminar